encabezadoDer5ok

Los bebés prematuros tienen derecho a recibir la leche materna apenas nacen, ya que la lactancia es la forma más adecuada de alimentación porque garantiza su desarrollo, nutrición y protege su salud.

Cuando un bebé llega antes de tiempo, de manera prematura, la familia –sobre todo la mamá– se ve inmersa en una situación inesperada y, muchas veces, desconcertante. En ese momento, es normal preguntarse si podrá amamantar a su hijo. La respuesta es sí, con la ayuda profesional del personal hospitalario, el apoyo del papá (cuando lo hay) o la familia y la información necesaria, es posible la lactancia materna, fundamental para la salud del bebé, el vínculo con la mamá y la transición ideal entre la vida intrauterina y el exterior.

En la Argentina, el 95 % de los niños inician la lactancia materna sin importar su nivel socioeconómico ni la región en la que viven; sin embargo, aquellos niños nacidos con menor peso presentaron un inicio de la lactancia 10 % inferior a aquellos con peso adecuado, según un informe de UNICEF.

La ausencia de lactancia materna desde el nacimiento de estos bebés se debe, mayormente, a causa de las condiciones de salud y maduración del neonato, y al impacto del evento prematurez e internación prolongada sobre su madre y entorno. Por ello, las estrategias institucionales y nacionales están dirigidas a incrementar la cobertura de lactancia de estos y también a incrementar la exclusividad de lactancia y su duración

En este año 2015 Unicef trabaja e hizo foco sobre el derecho a “ser alimentados con leche humana”, ya que la nutrición del bebé prematuro es la base de su crecimiento y desarrollo físico y neurológico.

“La Regla de Oro de la Adecuada Nutrición es lactancia exclusiva hasta los 6 meses de vida del niño (edad corregida) y lactancia continuada hasta por lo menos los dos años de vida”.

PREGUNTA DEBATE

¿Sabías que en la Argentina, el 95 % de los niños inician la lactancia materna sin importar su nivel socioeconómico ni la región en la que viven?

PGRpdiBjbGFzcz0nd3BhZF9jb250ZW50X2NvbW1lbnQnPiVlZGl0X2J1dHRvbiU8ZGl2IGNsYXNzPSd3cGFkX2NvbnRlbnRfd3JhcCc+PHN0cm9uZz4lY29tbWVudF9hdXRob3IlIDwvc3Ryb25nPmRpam8gOiA8c3BhbiBjbGFzcz0nd3BhZF9yaWdodCB3cGFkX3RpbWUnPiVjb21tZW50X3RpbWUlPC9zcGFuPjxwPiVjb21tZW50JTwvcD48L2Rpdj48L2Rpdj4=

1 opinión

garcia.olgam@hotmail.com dijo : hace 8 meses

sI la mayorìa de los recièn nacidos inician lactancia materna, pero lamentablemente ésta no es sostenida por muchas causas. Todavía estamos cuesta arriba con respecto a la lactancia materna EXCLUSIVA porque al ofrecer el mercado la facilidad de obtener las fórmulas, muchas madres y/ó familias optan por las mismas. Quizás la informaciòn es poca, quizás hay poco interés, o se opta por el facilismo, sin saber que perjudicamos tanto el futuro de los niños, de la sociedad, de la familia. Me encantaría que se Extendiera el tiempo de amamantar en forma exclusiva al año de vida mínimamente y complementar con alimentaciòn saludable acorde edad, y lactancia continuada hasta los 2 años. Sin la complementaciòn con fórmulas que en la mayoría de los casos son las Responsables del Fracaso de la Lactancia materna. Se puede, lo afirmo con conocimiento de causa, puesto que amamanté a 5 hijos, trabajando en Unidad de cuidados intensivos, y extrayendome leche cada 3 hs. Nunca tuve ningún niño internado por ningún motivo de enfermedad. Que se revea los límites de amamantamiento exclusivo, nada es imposible. Gracias, por la salud de nuestros niños, nuestros pares humanos.

Enviar mi opinión

Tu mail no será publicado

El informe también arrojó que la proporción de niños amamantados comienza rápidamente a disminuir con la edad debido a diferentes razones no médicas que, en su gran mayoría, podrían ser evitadas con el trabajo y la contención brindada desde el sistema de salud. Es así como al año de vida, 1 de cada 2 niños es amamantado y a los 2 años, 1 de cada 4.

Cada vez que se habla de alimentación de un lactante, se debe partir de la base de que la mejor forma de alimentación es la leche materna. Este concepto no es diferente cuando se habla de niños prematuros.

¿Por qué la leche humana es mejor que la de fórmula? Porque la leche humana es un tejido vivo, como lo son la sangre o la linfa. Contiene células vivas, factores de crecimiento, antiinflamatorios naturales, gran variedad de factores biológicos activos, hormonas y, al menos, 60 enzimas. Su composición no es estática y presenta cambios dinámicos en relación con la edad gestacional del lactante, al momento del día, a la progresión de la mamada, etc. Estas modificaciones que se producen diferencian a la leche humana de las fórmulas, que son productos estándares, inertes y no estériles (en el caso de las fórmulas en polvo).

Según investigaciones, los niños prematuros que reciben leche humana se enferman menos y tienen una calidad de vida superior a la de los niños que sólo reciben fórmulas. Por eso, hoy día la alimentación con leche materna es la pauta normal de alimentación para el adecuado crecimiento y nutrición del niño prematuro. Es por ello que aun en niños prematuros la Regla De Oro de la Adecuada Nutrición es lactancia exclusiva hasta los 6 meses de vida del niño (edad corregida) y lactancia continuada hasta por lo menos los 2 años de vida.

“Hoy día la alimentación con leche materna es la pauta normal de alimentación para el adecuado crecimiento y nutrición del niño prematuro”.

¿Hasta qué edad le diste de amamantar a tu/s hijo/s o hija/s?
  • 33.33% - ( 5 votes )
  • 6.67% - ( 1 vote )
  • 20% - ( 3 votes )
  • 20% - ( 3 votes )
  • 20% - ( 3 votes )

¿Qué pueden hacer las instituciones para garantizar el acceso a la leche humana?

Contar con equipos de salud capacitados y sensibilizados. Porque ni la más alta tecnología ni las instalaciones más modernas pueden reemplazar al recurso humano.

Centros de lactancia materna
Facilita los medios necesarios para que las madres puedan extraerse leche para alimentar a su propio hijo. El personal también asiste a las madres en sus dudas o problemas referidos a la lactancia, y apoya para que esta se desenvuelva de la mejor forma posible.

Bancos de leche humana
Es un servicio especializado que recolecta leche humana de madres donantes para pasteurizarla y distribuirla entre los niños que la requieran en una terapia intensiva neonatal.

Residencia de madres
Cuando un niño queda internado pero su madre es dada de alta, ambos se enfrentan a una inminente separación. Este proceso puede ser mucho más traumático cuando la madre vive muy lejos del lugar de internación de su hijo y su acceso a la institución es reducido. Una solución posible para esta separación es que la institución cuente con una residencia de madres que brinde la posibilidad de quedarse, comer, dormir e higienizarse estando cerca de su bebé internado; de este modo, las madres cuidan y alimentan frecuentemente a sus hijos, y se sienten protagonistas y se involucran de cerca en sus cuidados.

Acceso libre de los padres a la terapia intensiva
No se debe olvidar el rol fundamental del padre, quien también debe ser alentado a participar activamente en todos los cuidados necesarios, incluso en el proceso de alimentación del niño.

Información adecuada y educación a las madres y las familias
La etapa del embarazo es crucial y muy adecuada para realizar prevención junto a las madres. Ellas están ávidas de información, curiosas, necesitan saber acerca del bebé que vendrá, cómo está y cómo es su evolución. La información recibida es muy importante a la hora de formarse opinión acerca de momentos y procesos que vivirán en pocos meses.

Si todas las maternidades son acreditadas o al menos trabajan en la iniciativa MSCF, las probabilidades de que los niños ahí atendidos reciban lactancia exclusiva son mucho más elevadas.

 

Leche materna, la mejor opción

El uso de leche humana en el prematuro tiene múltiples beneficios nutricionales, gastrointestinales, inmunológicos, psicofísicos y neuromadurativos. Por ello, la siguiente es la lista de prioridades de elección en la alimentación del prematuro:

  • Primera opción: leche materna en forma directa (cuando el bebé puede succionar).
  • Segunda opción: leche materna extraída. Esta leche debe ser utilizada exclusivamente para el propio hijo cuando la mamá no está cerca del niño o cuando no puede ser puesto directamente al pecho.
  • Tercera opción: leche humana pasteurizada en banco de leche. Esta leche puede ser utilizada por todo niño cuya madre no pueda proveerle leche ya sea total o parcialmente.
  • Cuarta opción: leche de fórmula para prematuros.